Recetas Veganas para todos

Albóndigas veganas de Lentejas (¿O croquetas?)

 

Lógicamente, estas son unas albóndigas sin carne y que se tienen la posibilidad de amoldar a la perfección a Sin Gluten. Yo he usado pan rallado + harina de Espelta para ofrecerle rigidez, pero la harina se puede reemplazar por harina de trigo o la harina sin gluten que soláis usar. En lo que se refiere al pan rallado, he visto que hay variedades sin gluten (de la marca Gallo, Schär…). Yo utilicé un pan rallado común con ajo y perejil, pues da mucho mucho más gusto. Si no la halláis, podéis obtener la versión habitual y incorporarle nosotros mismos el ajo y el perejil en polvo.

Elementos

Para la Albóndiga vegana de Lentejas:
400 gramos de Lentejas cocidas
2 cebollas
1 ajo
3 champiñones enormes
una zanahoria
Orégano
Pimienta Negra
Perejil picado
Albaca
Sal
Pan rallado
Un aceite común: yo empleé de girasol.
Harina de Espelta (o de trigo, o una opción alternativa sin gluten)
Aceite de Oliva
Para la salsa:
Salsa de tomate
1/3 taza de agua
1 Apio
1 zanahoria
1 cebolla pequeña
2 ajos
Ajo en polvo
Cebolla en polvo
Jengibre en Polvo
Pimienta Negra
Orégano
Sal

Punto por punto

  1. Primeramente preparemos las lentejas, la harina de Espelta, El pan rallado, la pimienta negra, el perejil, el orégano y la albaca para elaborar las albóndigas veganas.
  2. Empezaremos picando las 2 cebolla, el ajo y la zanahoria. Las echamos a una sartén con un chorrito de Aceite de Oliva y lo sofreímos mientras que picamos los champiñones.
  3. En el momento en que la cebolla, el ajo y la zanahoria comiencen a estar dorados, agregamos los champiñones y revolvemos. Sostenemos a fuego medio y, si fuera preciso, agregamos otro chorrito de Aceite de Oliva.
  4. En el momento en que los elementos ahora estén tiernos, agregamos una migaja de albaca, perejil, orégano, pimienta negra y sal.
  5. Revolvemos y sofreímos a lo largo de unos minutos mucho más hasta el momento en que los elementos estén a la perfección hechos.Especiamos el sofrito para las Albóndigas.
  6. Apagamos el fuego y volcamos el sofrito y las lentejas cocidas en un bol.Combinamos el sofrito con las lentejas y trituramos la masa.
  7. En este momento, con la batidora de mano, trituramos la masa hasta hallar que sea homogénea.
  8. Ahora, agregamos al bol 5 medidas de cuchara soperas de harina de Espelta (o tu harina opción alternativa) y 5 medidas de cuchara soperas de pan rallado. Yo sugiero que las agregues de a poco para ir verificando la textura, que debe quedar similar a la fotografía del centro, de abajo. Si la masa no queda espesa y moldeable, es muy posible que se deshagan en la sartén.
  9. Elaboramos un plato hondo con mucho más pan rallado y otro plato limpio.
  10. Con las manos limpias, cogemos una porción de masa y, en función si deseamos llevar a cabo albóndigas o croquetas, le ofrecemos una manera redondeada y grande o alargada y mucho más pequeña.
  11. La rebozamos en el pan rallado y dejamos descansar en el plato vacío.
  12. Repetimos la acción hasta terminar con la masa y, en el momento en que las albóndigas no estén calientes, las metemos en el congelador para hallar que sean aún mucho más fuertes y compactas.Una vez esté la masa desmenuzada, ofrecemos forma a nuestras Albóndigas veganas de Lentejas.
  13. Mientras que, prepararemos la salsa. Para esto pelamos y picamos 2 ajos, una cebolla y un apio. Lo sofreímos en una sartén con una migaja de Aceite de Oliva.Para la salsa que va a acompañar nuestras albóndigas, picaremos los vegetales y los sofreiremos. Después agregamos el tomate.
  14. En el momento en que las verduras ahora estén pochadas, agregamos salsa de tomate hasta cubrirlas, 1/3 de taza de agua tibia o ardiente y removemos.
  15. Agregamos las condimentas: orégano, pimienta, jengibre, ajo y cebolla en polvo.
  16. Dejamos descansar en la sartén a fuego medio-bajo, mientras que la salsa excita y consigue el gusto de las verduras. Lo que comúnmente conocemos como dejar que lleve a cabo “Chup chup”.
  17. Dejamos a lo largo de unos minutos y apagamos el fuego. Entonces, volcamos a un bol pequeño y trituramos con la batidora de mano.
  18. La salsa debe de quedar rápida, despacio y totalmente desmenuzada. Si la notas muy espesa, puedes añadir un tanto mucho más de agua ardiente y machacar.Especiamos y trituramos la salsa de las Albóndigas veganas.
  19. Reservamos la salsa y recobramos las albóndigas del congelador, pero solo las que hayamos ido a consumir.
  20. Al final, para elaborar las albóndigas veganas de lentejas, calenté en una sartén pequeña (la mucho más pequeña que tenía) un dedo de aceite de girasol, pero podéis emplear el aceite de gusto neutro que soláis utilizar.
  21. En el momento en que el aceite ahora esté ardiente, ponemos la albóndiga encima y le ofrecemos varias vueltas hasta dorarla absolutamente por sus costados.Si utilizamos poquísimo aceite va a ser contra producente, puesto que deberemos tener la albóndiga mucho más tiempo, chupará mucho más aceite y además de esto probablemente se deshará.
  22. Retiramos la sartén del aceite en el momento en que ahora esté lista y la dejamos descansar en un plato. No debería haber absorbido bastante aceite, en tanto que solo va a estar a lo largo de unos segundos en él, pero si no fuese de este modo, puedes dejarla descansar en un plato con una servilleta.
  23. Le echamos la salsa ardiente por arriba y …¡Listo! A gozar.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *