Otro sitio realizado con WordPress

Wraps veganos de espinaca y soja texturizada

wraps veganos sin carne

Hasta ahora deseaba traer esta receta que frecuentemente salvar los días que no tengo muchas ganas de trabajar en un plato pero me gusta comer bien. Yo suelo elaborar wraps veganos de cualquier cosa: solo hojas frescas, verduras variadas, legumbres… Todo cabe en uno de estos rollos. Pero estos Wraps veganos específicamente son una forma muy original de asombrar si tienes invitados que poco saben de gastronomía vegana, por el hecho de que en la mayoría de los casos hay una divertida inclinación a meditar que solo ingerimos hoja de lechuga fría, pero no es de este modo.

Esta receta está concebida para 3 personas y siendo el wrap el plato primordial, por el hecho de que al ser realmente enormes llenan mucho. Puedes acompañarlo de unas patatas especiadas como hice yo, que son sencillos patatas de corte abultado realizadas con poquísimo aceite y acompañadas de una pica de herbamare (un género de sal) y orégano. En ocasiones asimismo les coloco pimentón picante. Podéis explotar y llevarlo a cabo todo junto en el horno y a la vez, en bandejas diferentes.

Elementos (para 3 wraps veganos enormes)

  • 3/4 de bol de soja texturizada
  • 1 bol de salsa de tomate
  • Una o 2 cebollas
  • zanahoria rallada
  • Hojas de espinaca fría
  • Tomates cherry
  • Maíz cocido
  • Tortillas para wraps (Las hallaréis en las tiendas. No son las tortillas normales, las de wraps tienden a ser mucho más enormes. Ojo pues tienen la posibilidad de contener derivados lácteos y aceite de palma)
  • Orégano
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Tenemos la posibilidad de llevarlo a cabo al horno o a la sartén.

Procedimiento

  1. Empezaremos pelando y picando la cebolla. Después, en una bandeja para horno ponemos un chorrito de aceite de oliva en la base y volcamos la cebolla picada, el tomate y la soja texturizada. Asimismo se puede dorar a la sartén.
  2. Por arriba, agregamos unos tomates cherry (enteros o cortados), abundante maíz cocido, orégano, sal y pimienta al gusto. Mezclamos todo y lo metemos al horno por unos 30 minutos a 180 grados.
  3. En el momento en que ahora esté listo, lo sacamos del horno y lo reservamos.
  4. Mientras que, en una tortilla para wraps ubicamos rebosantes hojas de espinaca en la base, zanahoria rallada y por arriba abundante soja texturizada. A mi me agrada añadir un poquito mucho más de orégano y pimienta por arriba.
  5. Cerramos nuestro wrap y, de forma opcional, tenemos la posibilidad de regresar a ponerlo en el horno por unos diez minutos a fin de que la tortilla se vuelva crocante, poniéndole algo de aceite de oliva por arriba a fin de que no se queme. Asimismo tenemos la posibilidad de pasarla por una sartén o plancha y dorarla dándole vuelta y vuelta. Este paso es opcional ¡Pero muy aconsejable!
  6. ¡Y listo!

Sobre el emplatado…

Hay gente muy torpe en la mesa, como yo. Soy la habitual a la que se le desmontan las hamburguesas y se les escurre el interior del wrap. De ahí que enseñar el wrap bien enrollado puede hacer más simple la vida al que se lo vay a a comer.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *