COMIDA VEGANA EN JAPÓN

¡Hola a todos! Bienvenidos de nuevo a El Coco Vegano. La semana pasada estuvimos en Japón visitando las ciudades de Tokyo y Kyoto, así que decidimos grabar un poco de nuestra estancia además de dónde comimos. Si quieres saber más, ¡sigue leyendo!

pinjap.jpg

 

La verdad es que fue un viaje de última hora. Lo reservamos unas 3 o 4 semanas antes al ver que salía bastante barato por estas fechas. Generalmente, suelo mirar varias rutas con las páginas de Skyscanner, Google Flights o Momondo y luego reservo los vuelos en las páginas principales de las compañías.

Por el trabajo, solamente pudimos coger el vuelo de una semana. Llegamos el miércoles por la mañana y nos marchamos el siguiente miércoles al mediodía, por lo que no nos daba tiempo a visitar mucho más. De hecho, nos quedamos con las ganas de visitar varios sitios en ambas ciudades, ¡son enormes!

3 - LRG_DSC04446 copy
Kyoto

Antes de ir, lo más importante que hicimos y que nos facilitó el viaje fue, obviamente, planearlo. Es decir, como sabíamos que íbamos con el tiempo justo, decidimos qué cosas eran necesarias ver y creamos unas rutas para cada día, dejando tiempo para descansar y explorar por nuestra cuenta.

Aparte de esto, tenemos tres recomendaciones clave:

  1. Transferwise – Transferwise es un servicio web que te ayuda a realizar transferencias de dinero entre varias monedas y sin arruinarte. Una vez tienes cuenta, que es totalmente gratuita, puedes solicitar una tarjeta de débito también gratuita. Mediante una aplicación en tu móvil, puedes añadir diferentes monedas a esta tarjeta e intercambiar tu dinero al momento. Es decir, lo que nosotros hacíamos era enviar libras desde nuestra cuenta bancaria a esta cuenta de Transferwise (es gratuito si lo haces por transferencia bancaria, cuesta unos céntimos si lo haces con tarjeta). Una vez en la cuenta de Transferwise, conviertes este dinero a la moneda deseada, en este caso yenes. Generalmente, cambiar de moneda cuesta solo unos céntimos,  pero al ser yenes, creo que nos costó entre 4 y 6€, que no está nada mal.¿Lo mejor? En los cajeros japoneses que acepten tarjetas internacionales, al ser yenes la moneda de tu tarjeta, ¡no te cobrarán al sacar dinero! Por experiencia personal, lo recomendamos al 100%. Lo utilizamos en todos nuestros viajes y ahorramos bastante dinero.


    ¿Quieres probarlo? Con el siguiente enlace, puedes conseguir tu primera transferencia con descuento: https://transferwise.com/i/mireiae2

     

  2. Happycow – para encontrar restaurantes veganos o con opciones veganas donde estés. No solo para cuando viajes, también en donde vivas. Imprescindible si eres vegano y no quieres perderte los mejores rincones de cada sitio.
    Quizás el único inconveniente es que necesitas internet para utilizarlo, por lo que tendrías que encontrar un sitio con wifi o pagar por utilizar internet en tu móvil. Nosotros preferimos lo último para ahorrar tiempo.En Android la aplicación es gratuita, en Apple cuesta £3.99 o 4.49€. Nosotros tenemos un iPhone, pero usamos la aplicación tanto que merece la pena comprarla.

    ▪ Android
    ▪ Apple

  3. Japan Rail Pass – imprescindible para visitar Japón. Nosotros pagamos 200 libras por 7 días y, por solo ese precio, pudimos ir a Kyoto en el tren bala ida y vuelta y coger múltiples trenes todos los días. Con lo grande que es Tokyo, créenos cuando decimos que te montarás en el tren al menos 4 o 5 veces al día. No sirve en el metro o autobuses, pero los trenes conectan toda la ciudad, así que seguramente no necesitéis utilizar otro medio de transporte.

En general, os recomendaría no ir en verano como hicimos nosotros. Sí, los vuelos son más baratos, pero hacía muchísimo calor. Aunque los termómetros marcaban entre 27 y 35 grados, hay muchísima humedad y al estar andando todo el día y generalmente al sol, se sentía mucho.

 

En el aeropuerto según llegues, tendrás que rellenar varios papeles al menos dos veces en donde tienes que poner tus datos personales y responder a varias preguntas.

En la mayoría de los vuelos puedes elegir el menú vegano. En nuestro caso, el menú de ida estaba mejor que en el vuelo de vuelta. Por si acaso, lo mejor es llevar varios snacks e incluso un sandwich, ya que el vuelo se hace largo.

Processed with VSCO with a6 preset
Akihabara

Según llegamos al aeropuerto de Narita, cogimos el tren hasta la estación central de Tokyo. Como teníamos que esperar varias horas hasta hacer el check-in en nuestro hotel, buscamos un restaurante en la estación. Hay un restaurante vegano llamado T’s tan tan especializado en ramen y también están en otras partes de Tokyo. Es un poco difícil de encontrar, pero merece la pena. Si estáis en la estación, tenéis que seguir a la línea roja llamada Keiyo Line, está en frente de la tienda Book Express.

Si os decimos que en los 5 días que estuvimos, fuimos 5 veces, no os miento: el ramen está espectacular, la localización es genial si estás de visita viajando y el precio es insuperable. El primer día pedimos dos platos de ramen, unos sandwiches y dos botes de noodles para llevar por un total de 23€.

Por cierto, antes de ir, estaría bien que practicarais comiendo con palillos, ya que siempre te servirán con ellos y rara vez te dan tenedor, a no ser que lo pidas.

Después fuimos a nuestro hotel, que estaba a 20 minutos en tren de la estación de Tokyo, en Higashi Jujo. Estaba al lado de una estación de tren y aunque la habitación era pequeñita, era suficiente para dos personas y estaba bien de precio. Tenía microondas en la entrada y en la habitación tenías una tetera, un fuego y fregadero.

Lo que nos ha encantado de Japón es la mezcla entre lo moderno y rural. En una calle hay un montón de gente y tiendas y en la siguiente te puedes encontrar un templo y solo se oye a los pájaros. Además, todas las calles están muy limpias y la gente es muy respetuosa y amable.

Queríamos ir a Kawaii Monster Café para verlo, no por las opciones veganas porque literalmente solo hay algún zumo y poco más, sino por cómo es el café. Aunque sinceramente, teniendo en cuenta que para entrar cada persona tiene que pagar 500 yenes (unos 4€) y es obligatorio pedir algo, no merece la pena.

Respecto al café, parece que en Japón se bebe bastante el café solo o con muy poca leche. Sin embargo, si el sitio tiene leche de soja como en Starbucks, podéis pedir un cafe latte frío o caliente para un café menos fuerte. Además, a veces te dan como un sticker donde pone “pedido con leche de soja” que tendrás que dar al barista para que no se equivoque con tu pedido.

Para los mercados que encontraréis en varias zonas de Tokyo y Kyoto, como Asakusa, os recomendaría tener siempre dinero en efectivo, ya que la mayoría no acepta tarjetas. Nosotros fuimos al mercado mensual que se celebra en Kyoto y otras partes de Japón el día 25 de cada mes.

En el cuarto día, decidimos ir a Chureito Pagoda, a una hora en autobús desde Tokyo para ver una de los paisajes más conocidos. Llevaros un sandwich y snacks, ya que en el pueblo hay muy pocos restaurantes. Hay uno o dos con opciones, pero justo cuando fuimos estaban cerrados. Entramos en otro y chapurreando un poco japonés e inglés conseguimos pedir unas bolas de arroz.

El día que elegimos fue el peor, ya que estaba nublado y lloviendo, así que el Monte Fuji no se podía ver. Aun así, la vista es increíble. De hecho, este sitio siempre nos quedará en el recuerdo, ya que Peter me pidió matrimonio aquí.

 

Aquí tenéis más fotos de nuestro viaje:

3 - LRG_DSC04462 copy

2 - IMG_4150

¡Hasta otra!

Un comentario sobre “COMIDA VEGANA EN JAPÓN

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.